Medicina y Salud

Medicina y Salud

Agotamiento y falta de energía

Muchas personas me han escrito solicitando algunas recomendaciones para el agotamiento y la falta de energía. Quizás durante este año han tenido que sobre esforzarse en su trabajo o en su vida emocional para cumplir con todos sus requerimientos.

Por esa razón todo el mes estaré compartiéndoles información valiosa relaciona con el tema del agotamiento el cual disminuye nuestra capacidad creativa y por ende nuestra posibilidad de obtener éxito en las diferentes áreas de la vida.

Pero primero conozcamos la definición de agotamiento: es el acto y la consecuencia de agotar: consumir, gastar o vaciar la totalidad de algo, provocar un cansancio extremo.

En nuestro caso particular lo que se agota es la energía a nivel celular y después la energía de los diferentes sistemas del organismo. Cuando estamos agotados no tenemos la fuerza suficiente para realizar ninguna labor, difícilmente nos relacionamos adecuadamente con nuestros allegados y mucho menos con nuestro entorno, todo se convierte en un caos y por más que nos esforcemos, no logramos realizar nuestras actividades de forma eficiente y efectiva.

Para superar este problemas hoy te recomiendo 5 actividades que te ayudarán a subir la energía y sobrepasar el agotamiento.

1. Ejercicio.. Suena paradójico -si ya estoy cansado (a) como es que me envían a hacer ejercicio? -Lo necesitas para que las células entren en alarma y reactiven su fábrica productora de energía en respuesta a tu demanda.

2. Dormir por lo menos 7 horas. De esta forma permites que todo el organismo se regenere y esté desbordante de energía durante el día.

3. Consumir vitaminas de casas farmacéuticas reconocidas ya que las células las necesitan para realizar múltiples procesos.

4. Un suplemento de magnesio con calcio te permitirán relajar tus músculos, disminuir el dolor articular y tener un sueño más profundo.

5. Manejar el estrés. Una forma fácil de hacerlo es hacerte consciente de las actividades diarias, por ejemplo cuando estas comiendo involucra todos tus sentidos en esta actividad siente la textura del alimento, su sabor su olor y se consciente del masticar y del pasar.

Así mismo el agotamiento está relacionado con la represión de emociones. Por eso tenemos una gran invitación para ti.🤗

NO TE LO PIERDAS!

📆 Fecha: 17/05/2018.
📍 Lugar: Cra 14A nro 112/59 Bogotá.
🕗 Hora: 7:00 p.m a 9:30 p.m
👚👕 Traer ropa comoda y bebida hidratante.

Inversión: $35.000 (Se paga el día y lugar del evento)
Tienes entrada libre si estas haciendo algún tipo de terapia.
Inscríbete pronto ya que el cupo es límitado.

whatsapps 3153199717

¡¡¡¡Te esperamos!!!!🤗

 

INSCRIBITE AQUÍ

Agotamiento y falta de energía

Muchas personas me han escrito solicitando algunas recomendaciones para el agotamiento y la falta de energía. Quizás durante este año han tenido que sobre esforzarse en su trabajo o en su vida emocional para cumplir con todos sus requerimientos.

Por esa razón todo el mes de octubre estaré compartiéndoles información valiosa relaciona con el tema del agotamiento el cual disminuye nuestra capacidad creativa y por ende nuestra posibilidad de obtener éxito en las diferentes áreas de la vida.

Pero primero conozcamos la definición de agotamiento: es el acto y la consecuencia de agotar: consumir, gastar o vaciar la totalidad de algo, provocar un cansancio extremo.

En nuestro caso particular lo que se agota es la energía a nivel celular y después la energía de los diferentes sistemas del organismo. Cuando estamos agotados no tenemos la fuerza suficiente para realizar ninguna labor, difícilmente nos relacionamos adecuadamente con nuestros allegados y mucho menos con nuestro entorno, todo se convierte en un caos y por más que nos esforcemos, no logramos realizar nuestras actividades de forma eficiente y efectiva.

Para superar este problemas hoy te recomiendo 5 actividades que te ayudarán a subir la energía y sobrepasar el agotamiento.

1. Ejercicio.. Suena paradójico -si ya estoy cansado (a) como es que me envían a hacer ejercicio? -Lo necesitas para que las células entren en alarma y reactiven su fábrica productora de energía en respuesta a tu demanda.

2. Dormir por lo menos 7 horas. De esta forma permites que todo el organismo se regenere y esté desbordante de energía durante el día.

3. Consumir vitaminas de casas farmacéuticas reconocidas ya que las células las necesitan para realizar múltiples procesos.

4. Un suplemento de magnesio con calcio te permitirán relajar tus músculos, disminuir el dolor articular y tener un sueño más profundo.

5. Manejar el estrés. Una forma fácil de hacerlo es hacerte consciente de las actividades diarias, por ejemplo cuando estas comiendo involucra todos tus sentidos en esta actividad siente la textura del alimento, su sabor su olor y se consciente del masticar y del pasar.

 

Falta de energía y cansancio?

Chequea tus emociones ellas  pueden estar  desgastando tu pila...

Hasta el momento  reconocíamos que   la falta de vitalidad era debida al  trabajo excesivo y a la prisa con que vivimos el día a día.

En las últimas décadas médicos y psicólogos han encontrado que otra importante causa de agotamiento es la  represión de nuestras emociones.

Así es,  emociones como la ira,  la tristeza,  el miedo, la frustración     agotar nuestra reserva energética haciendo que nos  sintamos muy cansados  y limitados para realizar nuestros proyectos y cumplir todas nuestras metas. La falta de energía también ocasiona enfermedades como como gastritis, resfriados, migrañas que empeoran aún más el panorama del ser humano del siglo XXI.

La solución para este  problema es  aprender a manejar tus  emociones permitiendo su expresión para así erradicarlas  de tu  ser interior   permitiendo que toda tu energía quede disponible y de esta manera recuperes tu  salud y vitalidad.

Leer mas....

Una nueva medicina para el hombre del siglo XXI

La nueva medicina busca ir más allá de eliminar  síntomas en tu  cuerpo, busca que obtengas  armonía en las diferentes áreas de tu vida lo cual conduce a un perfecto equilibrio que se ve reflejado en un estado de salud total.

Para lograrlo es necesario que tú médico conozca no solo como se sana tu cuerpo si no también tu mente y emociones. La figura del aquel médico ancestral quien curaba el cuerpo, mente y espíritu es necesario retomarla para que de su mano inicies el extraordinario camino que te permita alcanzar la salud y plenitud  total como ser.

Es maravilloso ver como  los nuevos desarrollos tecnológicos y la visión de globalidad e interconectividad impregnan la medicina permitiendo una visión mucho más amplia de lo que significa estar saludable y  obligándola a ofrecer  herramientas novedosas e integrales que le permitan  al ser humano el  florecimiento máximo  de su potencial.

Dra. Zamira López

 

Leer más: https://goo.gl/aoXhzp

Las relaciones afectivas y su responsabilidad en la salud de las mujeres

Las relaciones afectivas y su responsabilidad en la salud  de las mujeres

Con frecuencia recibo en mi consultorio mujeres de diferentes edades que presentan enfermedades como tumores en los ovarios, en el útero, en sus senos,  con alteraciones en su ciclo menstrual, infecciones respiratorias frecuentes, gastritis y colitis.

Al realizar su historia clínica muchas de ellas coinciden en la presencia de vacíos emocionales en sus relaciones afectivas,  algunas de ellas luego de un desengaño no han logrado rehacer su vida de pareja, otras nunca han tenido un compañero otras viven en profunda tristeza por  una pareja que sienten lejana.

La mujer es muy susceptible a toda variación emocionalidad,  hasta el momento no  se le habían ofrecido   las herramientas necesarias para vivir plenamente su vida afectiva.

Por fortuna gracias a la globalización la sabiduría de oriente y occidente se han juntado para permitirnos manejar la susceptibilidad femenina, sanando los traumas y dificultades infantiles que en la vida adulta trastorna nuestras relaciones y por ende nuestra salud física.

Dra Zamira López.

Médica Alternativa.

Leer más

Clic aquí

Aprender a gestionar tus emociones la tarea para el éxito en el siglo XXI

Desde hace varios años la idea de la inteligencia emocional ha penetrado diversas sectores de la sociedad,  muchas de las  organizaciones exitosas a nivel mundial exhiben con orgullo programas de capacitación en inteligencia emocional a sus colaboradores como uno de sus pilares en la consecución del éxito.

El término Inteligencia Emocional se refiere a la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales en uno mismo y en los demás. La Inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc.

Al referirnos a la salud se ha encontrado  que el 75% de las enfermedades son causadas por emociones mal manejadas que con el tiempo altera el funcionamiento de los órganos y sistemas causando trastornos como la gastritis, colitis, amigdalitis, migrañas, artritis, ansiedad, depresión,  cáncer y enfermedades autoinmunes entre muchas otras.

Teniendo en cuenta lo anterior  aprender a gestionar las emociones es una tarea de vital importancia para cualquier habitante en la tierra durante el  siglo XXI, una vez aprendes a manejar tus emociones creas habilidades que  configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social y para una excelente salud corporal.

Dra. Zamira López

Más información...

¿Desde cuando existe la Medicina Holística?

En 1978, la OMS evalúa que un gran porcentaje de la población mundial es tratada por terapeutas tradicionales como  homeópatas, acupunturistas y/o chamanes, resolviendo sus problemas de salud sin necesidad de acudir a la medicina oficial, esta situación motivó a que se tuvieran en cuenta estos saberes y se le denominó Medicina Alternativa, pero el mejor nombre para llamarla es Medicina Holística que significa Medicina Integral.


En 1978, la OMS evalúa que un gran porcentaje de la población mundial es tratada por terapeutas tradicionales como  homeópatas, acupunturistas y/o chamanes, resolviendo sus problemas de salud sin necesidad de acudir a la medicina oficial, esta situación motivó a que se tuvieran en cuenta estos saberes y se le denominó Medicina Alternativa, pero el mejor nombre para llamarla es Medicina Holística que significa Medicina Integral.

La Medicina Holística basa su filosofía en el nuevo paradigma, el paradigma de la interconexión de los seres que habitan el universo, concepción que no es nueva, pues ha venido siendo manejada por las medicinas ancestrales en Egipto, China, India y América, desde hace miles de años. Hoy gracias a los avances científicos, en la física, en la termodinámica, en las neurociencias, en la psicoinmunoencocrinología y a los aportes de la psicología, la antropología y la ecología, muchos de los principios diagnósticos y terapéuticos de la  Medicina Holística  pueden  ser  explicados y cuantificados  de acuerdo a las exigencias del método científico.

Recordemos el planteamiento de nuestros ancestros sobre la Medicina y observemos qué cambios se generaron a partir de la introducción del RACIONALISMO CARTESIANO (antiguo paradigma) sobre el cual está estructurada la Medicina Oficial. (Enseñada por las Escuelas de Medicina en occidente).

En un principio el ser humano encontraba su salud con la ayuda del  curandero, un hombre de sabio quien atendía no solo los males del cuerpo sino también los de la  mente y del alma, apoyado en recursos extraídos de la naturaleza. Para ese entonces el pensamiento del ser humano era holístico, todo los seres de la naturaleza  estaban en continua relación y cada uno de ellos tenía un espíritu que se comunicaban con el de él para ayudarle a estar en armonía. La tierra era la madre y se guardaba un profundo respeto por ella y por todos sus habitantes.

Con la aparición del Racionalismo Cartesiano en el siglo XVII y la introducción del método científico para el estudio de los fenómenos naturales, los conocimientos de los pueblos ancestrales se consideraron no científicos, pues no podían ser tangibles ni reproducibles. La materia y todo lo que podía ser observado por los sentidos o por aparatos que los magnificaran era la realidad, los demás conocimientos se consideraron irreales. Gran desarrollo tendría la medicina a partir de estos años pero  una gran pérdida  sufrió la humanidad al dejar de concebir al  ser humano como unidad y al subestimar conocimientos milenarios. El dividir al ser humano ocasionó que ya hubiese solo un terapeuta, del sabio integrador pasamos al médico que se ocupó del cuerpo, el psicólogo de la mente y al sacerdote del alma.

Por fortuna los tiempos cambian y en las  últimos décadas, miles de médicos alrededor del mundo buscamos recuperar la integralidad, así que no solo conocemos del cuerpo sino también del alma y del espíritu para poder apoyar a cada ser humano que llega a nuestro consultorio buscando solución a sus dificultades.

 

Fuentehttp://drazamiralopez.com/index.php/publicaciones/conceptos/107-medicina-holistica

Los 7 principios de la Medicina Holística

Para un Mèdico Holístico la solución no es quitar síntomas, por ejemplo prescribir un  analgésico para el dolor, un antiácido para gastritis, o un antibiótico para eliminar una bacteria, él va más allá. Busca las múltiples causas que están ocasionando la enfermedad. Aunque en los últimos 200 años los  adelantos de la medicina oficial...


Para un Médico Holístico la solución no es quitar síntomas, por ejemplo prescribir un  analgésico para el dolor, un antiácido para gastritis, o un antibiótico para eliminar una bacteria, él va más allá. Busca las múltiples causas que están ocasionando la enfermedad.

Aunque en los últimos 200 años los  adelantos de la medicina oficial en materia de equipos diagnósticos y tratamientos ha mejorado la calidad de vida de muchos seres humanos, todavía la enfermedad  sigue en aumento, se hace necesario retomar el concepto  de ser humano integral para  permitirle a la humanidad  recuperar su salud.

El paradigma del Racionalismo Cartesiano (antiguo paradigma) que  nos enseñó a separar para conocer comienza a caerse, pues es necesario observar  al mundo de manera diferente. El nuevo paradigma del que se habla hace 60 años, en cuanto a la Medicina plantea lo siguiente:

  1. Holismo:  El  universo es una unidad   funcionando como un todo interrelacionado. Donde el   hombre  como uno de sus habitantes  debe su salud al funcionamiento  armónico de todo su ser y a su  adecuada relación con los demás seres de  la naturaleza.
  2. El Hombre como Unidad: el hombre es una unidad: mente, cuerpo y espíritu  donde la alteración en alguno de sus componentes repercute en el todo, por esta razón la medicina holística realiza  intervenciones que influyen de forma global,  buscando la reorganización del sistema.
  3. Totalidad: Es costumbre del hombre occidental dividir para conocer, de esta forma el ser humano  es escindido en alma y cuerpo siendo el último todavía aun más dividido por sistemas para  ser estudiado y curado, esta filosofía hace perder la visión del conjunto, la Medicina Holística  recupera el concepto de conexión entre la parte y el todo.
  4. Individualidad: Cada hombre se  enferma y se CURA de forma individual, para la  medicina holística no existen  protocolos establecidos para curar enfermedades; existen enfermos que perdieron su salud  por diferentes causas, por lo tanto necesitan cada uno un diagnóstico y tratamiento individualizado.
  5. Autocuración: El  ser humano tiene un gran potencial  auto- sanador, el paciente se convierte en un ACTUANTE que interviene directamente en SU proceso de curación, siendo el  terapeuta un facilitador y acompañante en el mismo. En este camino el ser debe cambiar paradigmas que en el transcurso de su existencia lo han esclavizado impidiéndole su  completa realización además  mejorar  sus estilos de  vida, y comprometerse ya que el trabajo no es solo del terapeuta, es el ACTUANTE en ejercicio de su libertad quien decide curarse.
  6. La enfermedad como  Ayuda: La enfermedad es un proceso de acomodación que todo el ser elabora para  crear un nuevo orden que le permita mantenerse con vida. No es algo malo que haya que eliminar a toda costa, es una alarma que nos indica  que algo está fuera de armonía.
  7. Poder: El  ACTUANTE recupera su PODER para sanarse, iniciando un proceso de cambio que le permita mejorar  los aspectos de su vida que lo están enfermando para así encontrar la plenitud y por ende la salud.

 

Fuentehttp://drazamiralopez.com/index.php/publicaciones/conceptos/107-medicina-holistica

Medicina para el alma

Todos deseamos estar saludables  por eso cuidamos de nuestro cuerpo, pero no basta con hacerlo, pues  cuerpo y alma viven en relación continua, por esta razón es necesario entrar en lo profundo de nuestro ser para ver que hemos sentido y que estamos sintiendo, ya que los sentimientos y emociones tienen  la propiedad de mantenernos sanos si se relacionan con amor, alegría, confianza y de enfermarnos si son ellos de odio, tristeza, inseguridad y resentimiento.

Todos los sentimientos negativos afloran en el cuerpo en lo que conocemos como enfermedades; la artritis, la hipertensión, el cáncer y demás enfermedades se curan cuando las emociones y sentimientos se transforman, haciendo que el ser humano sea cada vez más amoroso, comprensivo y tolerante.

La Medicina Holística cuenta con los recursos que le permitirán descubrir que emociones y sentimientos lo han enfermado para que a través de  terapias pueda sanarlos y así usted alcance la curación en el cuerpo y en el alma.

Dra. Zamira López Díaz

Cómo conoce la Homeopatía?

Siempre en nuestra vida cuando tenemos una pregunta terminamos dándole solución estableciendo el JUSTO MEDIO, igualmente ocurre en Homeopatía, cuando la consideramos objeto de nuestro estudio y miramos como hace para conocer  vemos que utiliza elementos tanto racionales como empíricos, dando cabida al intelectualismo, y tratándose de la esencia hace uso del realismo y del idealismo, abriendo  además una brecha inmensa a  la intuición como forma preponderante de su  conocimiento.

Es posible conocer la Homeopatía a través de  los objetos que ella define los cuales incluyen: la salud, la enfermedad, el enfermo,  los métodos diagnósticos y los métodos terapéuticos. La homeopatía hace posible el conocimiento de los  anteriores utilizando la crítica, la reflexión, estudiando y verificando todos los conceptos emanados de la razón y de la experiencia.

Al hablar del origen del conocimiento homeopático debemos darle cabida al intelectualismo ya que el mismo hace uso de elementos empíricos y de elementos de la razón para  estructurar su filosofía y para comenzar a operar. Es necesario combinar elementos de la razón y de la experiencia  pues nos encontramos ante un problema real, un ser enfermo. Tratándose de lo más sagrado en la existencia “el individuo”, no  podemos ahorrar esfuerzos para utilizar todos los recursos que ofrezca la existencia en busca del conocer, es así como Hahnemann hombre de gran observación utiliza todas sus capacidades para captar un fenómeno, ¿qué era lo que hacia la quina para curar a los enfermos de paludismo? en busca de la respuesta decide probar la sustancia en su ser, experimentando todos los síntomas de la fiebre palúdica; este conocimiento empírico lo hace postular la ley de la similitud, lo semejante cura a lo semejante, dando nacimiento a uno de los  más grandes principios en Homeopatía.

Sin embargo las preguntas no terminaban ahí, la siguiente consistía en aprehender el concepto de salud… Si la salud es la armonía con nosotros mismos  y con los demás seres del universo  está operación se realiza desde la condición anímica o energética, solo desde la intuición se puede llegar a esta verdad. Cuando el hombre enfermaba se afectaba no solo su cuerpo si no su ánimo su carácter y su forma de percibir la vida, por esta razón luego de observar era necesario razonar en lo que podría estar causando este fenómeno, existía algo fuera del ser que al alterarse causaba un disturbio total en él originando la enfermedad. Esta sustancia inmaterial era en efecto la fuerza vital.

Es el momento de hablar de enfermedad, qué es lo que ella nos permite ver? las perturbaciones que se impone al cuerpo y al alma del sufriente perceptibles por el mismo, por el médico y por todos los que están alrededor, una vez más hacemos uso del conocimiento  intuitivo al definir la enfermedad. Pero qué es lo que en primera instancia se capta?, el SINTOMA testigo indirecto de la fuerza vital perturbada, pero el síntoma no solo está frente a nuestros ojos, debemos buscarlo en el actuar diario del  ser.

Ya conocido el enfermo el segundo paso  es conocer el método para curarlo, de nuevo la observación y posterior experimentación lleva a Hahnemann a comprobar que una enfermedad menos fuerte se cura cuando llega una más fuerte, a partir de este conocimiento se deduce cómo es que actúa un medicamento homeopático, si un medicamento tiene la capacidad de curar, es porque es más fuerte que la enfermedad hablando dinámicamente. Osea que los medicamentos tiene la capacidad de alterar para bien o para mal el dinamismo vital que en armonía mantiene la salud del individuo.  Este concepto es un criterio de verdad ya que podemos presenciar la realidad de este suceso.

En Homeopatía podemos  acercamos a la verdad a través del conocimiento racional y lógico y a través del conocimiento intuitivo e irracional, y sobre todo a este último a través del cual se marca la diferencia en que conoce la alopatía. Desde la época de Hahenamann la escuela oficial  hablaba de una causa mórbida primaria,  concepto para el cual el sabio de Meissner se muestra escéptico, él plantea que no existe una causa primaria que se oculte en lo profundo del cuerpo, ni es posible llegar a conocer como se enferma el mismo, lo que es posible es conocer a través de los síntomas, siendo innecesario conocer la  enfermedad más allá de sus efectos mórbidos.

La escuela oficial dice que la enfermedad se origina por una causa de índole material la cual debe ser atacada con todas las armas para que desaparezca,  fundándose en un concepto apriorístico trabaja desde  el materialismo, su única función es destruir la causa material  a través de las diferentes terapéuticas que cada día se modernizan pero que en su estructura siguen ligadas al concepto material y organicista del hombre. Prueba de ello es el estudio que se realiza en las escuelas de medicina sobre cadáveres, objetos inanimados,  sacando conclusiones que serán aplicables en seres dinámicos, así como actuando en forma parcial para “curar” síntomas sin tener en cuenta la totalidad de los mismos.

En conclusión la posibilidad, el origen y la esencia del conocimiento homeopático se funda en el caminar de muchos seres que  ven los fenómenos desde diversos puntos de vista,  dando a la emoción y a la voluntad un papel preponderante, quienes libres de prejuicios comprenden que la existencia da una gamma infinita de matices para conocer todo lo que alberga y que lejos de querer alardear se muestran humildes y flexibles en aras de  aproximarse a la mayoría de ellas.

Dra. Zamira López.

Psicoanálisis y Homeopatía

Mi concepción de psicoanálisis durante el pre grado fue el relacionar esta área con psiquiatras quienes luego de  5 años de preparación decidían enfrentarse a la desafiante tarea de entender al  ser humano y brindarle su ayuda en busca de la salud mental.  Al escuchar hablar sobre psicoanálisis  en la fundación Hahnemann durante la evaluación de casos clínicos, sentí la necesidad de aproximarme al tema con la prudencia que manifiesta  aquel que se considera  incapaz de abordar tan amplio tema en tan corto tiempo.

Incapacidad que comenzó a desdibujarse una vez iniciado el curso, El Psicoanálisis era deconstruirse, era un proceso de ir retirando  cuidadosamente la arena en busca del tesoro más preciado,  la esencia del ser. Mi objetivo era aprendeher este conocimiento para luego ayudar a mis pacientes, pero como acostumbran a hacerlo los estudiantes de psicoanálisis, el proceso debía comenzar en mí. Cada clase era una confrontación en referencia a lo que sentía, a lo que había vivido y seguía viviendo, que es lo que oculto?, porque reprimo? qué significará el sueño de ayer, que es en  verdad lo que estoy sintiendo, cuál es el origen de este temor?

La  teoría Freudiana cada vez se fue volviendo más asequible, la discusión de casos clínicos comenzaban a hacerse más evidente, el edipo, el incesto, encontraban su encaje adecuado en la vida de cada paciente, y en la elección de su medicamento. Mi historia personal no se escaparía de la asociación  planteada por el gran maestro y las preguntas  planteadas por mi terapeuta resultaban coherentes.

Una explosión de conocimiento llegó a mi con las lecturas de Fromm, surgió la posibilidad de asociar filososofía occidental y oriental al lado de la   sociología, este hallazgo me hizo ir más allá de mis expectativas. Es el momento en que  comienzo a evaluar mi vida, a recordar aquellos dolores profundos de la infancia y de la adolescencia descubriendo el aporte de mi  grupo social, es el momento de reconocer el pensamiento de mis padres, maestros y amigos, pensamiento lleno de temor cuya única recomendación estaba dada en  ACUMULAR: conocimientos, cualidades, destrezas  todo en aras de ir de la mano con el rodar de este mundo donde quien no tiene los suficiente muere en el intento de sobrevivir.

El ángulo de mi visión cambio,  estaba descubriendo mis motivantes pero no podía olvidar a la gente que a diario se aproximaba para buscar mi ayuda, es entonces cuando todo comentario y proceder  comenzó a ser analizado;   ¿qué  estará detrás de su comportamiento? ¿en qué momento surgió?  ¿Cuáles son sus motivaciones inconscientes? qué quiere expresar a través de ese síntoma en su cuerpo? y tras  un centenar de preguntas surgió una única respuesta la palabra mágica era TEMOR. Temor que se convierte en conductor de nuestra  existencia dejándonos ver un rango mermado de la realidad y que oculta el más esplendoroso espectro de luz. Identificado el problema era más fácil buscar la solución.

Un gran respecto por la individual de cada ser,  surgió al comprender que cada uno diseña su camino para descubrir sus temores, aunque mi deseo es que se camino se haga corto para que pueda recorrerse en el menor tiempo posible, la realidad me muestra que cada cual decide cual ha de ser su ruta y la velocidad a recorrerla, en este punto aun me siento inconforme, quisiera que para   todos fuera rápido, y surge de nuevo una pregunta ¿por qué deseo que todo se haga a mi  velocidad?

Hoy terminado el curso de psicoanálisis  agradezco a la  vida esta inmensa oportunidad, continuaré estudiando y observando mi vida y la de los demás con el objetivo de ser libre y ayudar a otros a serlo.

Dra. Zamira López.

 

Salud y Desarrollo Personal

Salud y Desarrollo Personal Dr. Joe Dispenza

Tomado www.scribd.com/doc/7364873/Entrevista-Joe-Dispenza

En esta nueva entrevista el Dr. Joe Dispenza, bioquímico reconocido, uno de los protagonistas del documental ¡¿Y tú qué sabes?!, nos acerca la manera como podemos trabajar con nuestro cerebro para salir de los hábitos dañinos. Anunciamos la próxima edición de su libro Evolve Your Brain (‘Desarrolla Tu Cerebro’) al castellano, editado por Palmyra, tras su nueva estancia en Barcelona. Desarrollar el cerebro nos permite vencer ancestrales resistencias interiores y crecer como personas. El Dr. Dispenza nos revela las bases de su estrategia en el transcurso de esta entrevista.

¿Qué es lo que le inspiró y motivó a escribir el libro Desarrolla Tu Cerebro?

Hace 20 años tuve una experiencia que me inspiró a investigar el poder del cerebro para cambiar nuestra vida. Gran parte de mi columna se rompió en un accidente de bicicleta y cuatro cirujanos me dijeron que mi única opción para evitar la parálisis era un tipo de cirugía que me habría dejado con una discapacidad permanente y posiblemente con dolor para toda la vida. Tuve que tomar la decisión más dura de toda mi vida: rechacé la cirugía y, en lugar de ello, opté por la inteligencia innata que constantemente nos da vida.

Diez semanas después volví al trabajo, completamente curado y sin dolor. “Debido a esta experiencia, me prometí a mí mismo dedicar gran parte de mi vida a estudiar la influencia de la mente sobre la materia y la curación espontánea, esto es, cómo el cuerpo se cura él mismo o se libera de las enfermedades sin intervenciones médicas tradicionales como la cirugía o los fármacos. Así que he estado muchos años estudiando acerca del potencial humano para trascender las propias limitaciones, y sobre la interconexión entre el cerebro, la mente, el cuerpo y la consciencia. “Hasta hace sólo unas cuantas décadas, la ciencia nos hizo creer que estábamos condenados a la genética, atrapados por el condicionamiento; resignados, como dice un proverbio, a que “los perros viejos no pueden aprender nuevos trucos”.

En cualquier caso, lo que he descubierto estudiando el cerebro y sus efectos sobre el comportamiento en los últimos 20 años me ha hecho confiar enormemente en los seres humanos y en nuestra capacidad para cambiar. Sólo necesitábamos saber cómo cambiar, y hoy la neurociencia tiene una explicación muy sólida de cómo la mente trabaja sobre la materia; ha dejado de ser un concepto imposible de probar. –¿Desarrolla Tu Cerebro es un libro de autoayuda? ¿En qué se diferencia de otros libros acerca del potencial humano? –Ayudarnos a entender y aceptar que verdaderamente podemos modificar nuestro cerebro y cambiar nuestra vida es un aspecto central de este libro. Mi intención es unificar los hallazgos más nuevos y útiles de la neurociencia, neurofisiología, biología y genética y llevar el conocimiento al lector de forma sistemática, fácil e inteligible, y espero que de forma que le atraiga. Sin embargo, el conocimiento debe ser experimentado antes de que pueda convertirse en sabiduría. Desarrolla Tu Cerebro está diseñado para guiarnos de manera práctica a medida que experimentamos los procesos que podemos usar para cambiar nuestra mente y desarrollar nuestro cerebro. A diferencia de los libros de autoayuda o libros que están enfocados en el potencial humano, las emociones o el cuerpo, este libro se centra en la función y estructura del cerebro, que es una obra cumbre de la evolución.

“Todo aquello que hacemos tiene lugar a través del cerebro: nuestra manera de pensar, de actuar, de sentir; nuestras relaciones, nuestras percepciones del mundo a nuestro alrededor… Nuestro ‘yo’, como ser perceptivo y sensitivo, está inmerso y verdaderamente existe en el tejido eléctrico de nuestro entramado celular cerebral. Entonces, no podemos esperar desarrollar nuestro cerebro sin cambiar nuestra mente y entender el rol de nuestros sentimientos. Desarrolla Tu Cerebro analiza cómo todos ellos interactúan con el cuerpo para crear nuestra vida. –¿Qué potencial tenemos para cambiar nuestro cerebro? –A aquellos de nosotros que fuimos al colegio hace 20 ó 30 años nos enseñaron que el cerebro tiene conexiones fijas, es decir, que a partir de que nos convertimos en adultos tenemos un cierto número de células cerebrales que están organizadas en patrones fijos o circuitos neuronales y que, según envejecemos, perdemos algunos de esos circuitos. Pensamos que inevitablemente nos volveríamos como nuestros padres en muchos sentidos, porque sólo podríamos usar los mismos patrones neuronales que genéticamente heredamos de ellos. La neurociencia ahora dice que eso fue un error. La buena noticia es que cada uno de nosotros estamos progresando a lo largo de nuestra vida.

Cada vez que tenemos un pensamiento, diferentes áreas de nuestro cerebro generan una corriente eléctrica y liberan una gran cantidad de sustancias neuroquímicas, que son demasiado numerosas para nombrar. Gracias a la tecnología escáner acerca del funcionamiento del cerebro, hoy podemos ver que cada uno de nuestros pensamientos y experiencias hacen que nuestras células cerebrales o neuronas se conecten y desconecten en patrones y secuencias siempre cambiantes. De hecho tenemos una capacidad natural llamada neuroplasticidad, la cual quiere decir que si aprendemos conocimiento nuevo y tenemos nuevas experiencias podemos desarrollar nuevas redes o circuitos neuronales y, literalmente, cambiar nuestra mente. –Entonces, ¿por qué es difícil cambiar para nosotros? –Cuando la gente quiere comprometerse con un objetivo, empieza con buenas intenciones e ideas, pero a menudo reincide en sus hábitos no deseados. El concepto de cambio quiere decir que vamos a hacer algo de manera diferente en el mismo ambiente; no vamos a responder a nuestro entorno con nuestros pensamientos y reacciones habituales. Eso, en cualquier caso, es más fácil decirlo que hacerlo. Muchos de nosotros tendemos a pensar los mismos pensamientos, a tener los mismos sentimientos y seguir las mismas rutinas en nuestra vida.

El problema es que esto hace que continuemos usando los mismos patrones y combinaciones de circuitos neuronales en nuestro cerebro, que tienden a convertirse en conexiones fijas. “Así es como creamos hábitos de pensamiento, sentimiento y acción. No me malinterprete; la creación de conexiones fijas no es algo malo. Gracias a la creación de conexiones fijas, cuando aprendemos una nueva habilidad, como conducir un coche, cuanto más practicamos más fortalecemos lo que aprendemos en nuestros circuitos neuronales, y finalmente podemos conducir de forma automática. Pero si queremos cambiar algo en nuestra vida tenemos que hacer que el cerebro no continúe creando los mismos patrones y combinaciones. Tenemos que crear un nuevo nivel de mente desconectando los viejos circuitos neuronales y reconectando nuestro cerebro en nuevos patrones de conexiones celulares nerviosas. –¿Desarrollar el cerebro puede ayudar a la gente a superar el estrés, así como a superar adicciones emocionales? –Como doctor en quiropráctica, he visto de primera mano los efectos del estrés en mis pacientes. No son los episodios de estrés agudo, sino crónico, estrés a largo plazo, lo que más debilita el cuerpo. La mayoría de nosotros raramente afrontamos las amenazas inmediatas a la supervivencia física que tenían que afrontar nuestros ancestros, así que quizá no nos demos cuenta del impacto creado en nosotros por años empleados en preocuparnos por la seguridad en el trabajo, deudas de la tarjeta de crédito, si nuestros hijos experimentarán con drogas, etcétera.

Esto genera estrés crónico. Las sustancias químicas que constantemente fluyen por nuestro organismo cuando estamos bajo estrés a largo plazo empiezan a alterar nuestro estado interno y aprietan el gatillo del colapso celular. Más aún, si siempre estamos en alerta alta o en estado de emergencia a nuestro cuerpo no le da tiempo o no tiene los recursos necesarios para recuperarse y autorregenerarse. El cuerpo puede incluso volverse adicto al estado químico de estar bajo estrés. La mayoría del estrés acaba como estrés emocional y fisiológico, y eso quiere decir que es la autosugestión de nuestro propio pensamiento la que afecta el cuerpo tan intensamente. Para resolverlo, se trata de superar los pensamientos que inician las respuestas de estrés. “Además, cierta clase de aflicción-adicción emocional siempre acompaña estados elevados de estrés en nuestras vidas. Entre sus síntomas están el letargo, la pérdida de la capacidad de concentración, un deseo tremendo de mantener la rutina en nuestra vida diaria, la incapacidad de completar ciclos de acción, la pérdida de nuevas experiencias y respuestas emocionales y el sentimiento persistente de que todos los días son iguales. ¿Cómo es posible acabar con este círculo de negatividad? La respuesta, por supuesto, está en ti. Y, en este caso, en un lugar muy específico de ti. Puedes curarte emocionalmente cambiando las redes neuronales de tu cerebro. –¿Puede explicar las conexiones mente/cuerpo? ¿Cuál es la relación entre los pensamientos y el cuerpo físico? –Un campo científico emergente llamado psiconeuroinmunología está demostrando la conexión entre la mente y el cerebro, y está empezando a ayudarnos a entender las conexiones entre cómo pensamos y cómo sentimos.

Ahora sabemos que cada uno de nuestros pensamientos produce una reacción bioquímica en el cerebro. Esta reacción libera señales químicas que se transmiten al cuerpo, donde actúan como mensajeras de nuestros pensamientos. De esta manera, los pensamientos que producen estas sustancias químicas en el cerebro hacen que nuestro cuerpo se sienta exactamente tal como estábamos pensando. “En esencia, cuando tenemos pensamientos felices, inspirados o positivos, nuestro cerebro fabrica sustancias químicas que nos hacen sentirnos felices, inspirados o elevados. Por ejemplo, cuando buscamos una experiencia placentera, el cerebro inmediatamente genera un neurotransmisor llamado dopamina, que hace que el cerebro y el cuerpo se conecten antes de producirse la experiencia, y hace que nos sintamos excitados. Si tenemos pensamientos de odio, enfado o inseguridad, el cerebro produce sustancias a las que el cuerpo responde de forma similar y hace que sintamos odio, enfado o infravaloración. Otra sustancia química que produce nuestro cerebro, llamada ACTH, hace que el cerebro produzca secreciones químicas a través de las glándulas adrenales que nos hacen sentir amenazados o agresivos. “Cuando el cuerpo responde a un pensamiento con un sentimiento, el cerebro, que constantemente dirige el estado del cuerpo, reconoce que el cuerpo se siente de determinada manera. En respuesta a esta sensación corporal, el cerebro genera pensamientos que producen neurotransmisores equivalentes, así que empezamos a pensar de la manera que estamos sintiendo.

El pensamiento genera el sentimiento y entonces el sentimiento genera el pensamiento en un bucle biológico continuo de retroalimentación. Este ciclo finalmente genera un estado particular en el cuerpo (el cual denominamos un estado de ser) que determina la naturaleza general de cómo sentimos y cómo nos comportamos. Estas señales químicas repetidas hacen que las células del cuerpo no funcionen correctamente, haciéndonos enfermar. La curación puede empezar cuando ponemos atención en nuestros pensamientos habituales y nos damos cuenta de que nuestras actitudes inconscientes han dado lugar a la persona en que nos hemos convertido. “Hay suficiente evidencia científica que sugiere que la mente tiene un efecto directo en el cuerpo… tanto para bien como para mal. La investigación ha demostrado que podemos hacer que nuestros cuerpos enfermen simplemente por la anticipación de un acontecimiento futuro o el recuerdo de una experiencia pasada. En ambos casos son nuestros pensamientos los que crean potentes sustancias químicas de estrés para alterar la mayoría de los sistemas de nuestro cuerpo. Así que aquello en lo que pensamos y la intensidad de estos pensamientos influye directamente en nuestra salud, en las elecciones que hacemos y en nuestra calidad de vida.

Así pues, ¿qué es la mente, y cómo está relacionada con el cerebro?

Ahora que tenemos la tecnología para examinar un cerebro vivo, sabemos por observaciones funcionales del cerebro que la mente es el cerebro en acción. Ésta es la última definición de la mente, de acuerdo con la neurociencia. Cuando un cerebro está vivo y activo, puede procesar pensamientos, aprender información nueva, inventar ideas, dominar habilidades, recordar, expresar sentimientos, perfeccionar movimientos y mantener las funciones corporales ordinarias. Un cerebro estimulado puede también facilitar el comportamiento, soñar, percibir la realidad, y, lo más importante, abrazar la vida. Así pues, para que la mente exista el cerebro debe estar vivo. “Por lo tanto, el cerebro no es la mente; es el aparato físico a través del cual se produce la mente. El cerebro hace posible la mente. Podemos pensar en el cerebro como un sistema de procesamiento de información intrincado que nos permite recoger, procesar, guardar, recordar y comunicar información en segundos, si es necesario, así como pronosticar, emitir hipótesis, responder, actuar, planear y razonar. El cerebro es también el centro de control a través del cual la mente coordina todas las funciones metabólicas necesarias para la vida y la supervivencia. Así que cuando tu ordenador biológico está conectado o activo, y está funcionando procesando información, produce la mente. “El cerebro tiene tres estructuras anatómicas individuales con las cuales produce diferentes aspectos de mente. También tenemos una mente consciente y una mente inconsciente, y ambas son el resultado de un cerebro que coordina impulsos de pensamiento a través de sus diferentes regiones y estructuras. Así pues, hay muchos estados diversos de mente, porque de forma fácil podemos hacer funcionar el cerebro de diferentes maneras.

¿Qué es la neuroplasticidad?

La neuroplasticidad es nuestra capacidad natural para cambiar el modo como están conectadas y organizadas en circuitos las neuronas cerebrales, lo que llamamos conexiones sinápticas. Cada vez que aprendemos algo nuevo o tenemos una experiencia nueva, el cerebro genera nuevas conexiones sinápticas para formar nuevos patrones o redes neuronales (y esto pasa a cualquier edad). Cuando utilizamos nuevos circuitos en formas nuevas, reconectamos el cerebro para generar nuevas secuencias. Así pues, desde un punto de vista neurológico, cambiamos momento a momento por los pensamientos que pensamos, la información que aprendemos, los sucesos que experimentamos, las reacciones que tenemos, los sentimientos que creamos, los recuerdos que procesamos, e incluso los sueños que tenemos. Todo esto altera la manera en que funciona el cerebro, produciendo nuevos estados de mente que grabamos en nuestro cerebro. “La neuroplasticidad es un rasgo genético innato y universal en los seres humanos. Nos permite el privilegio de aprender de las experiencias en nuestro entorno, de manera que podamos cambiar nuestras acciones y modificar nuestro comportamiento, elaborar nuestros pensamientos y nuestra personalidad para producir resultados más deseables. Meramente aprender información intelectual no es suficiente; debemos aplicar lo que aprendemos para crear una experiencia diferente. Si no pudiéramos reconectar nuestro cerebro sinápticamente, no podríamos cambiar en respuesta a nuestras experiencias. Sin la habilidad de cambiar no podríamos evolucionar y seríamos el resultado de nuestra predisposición genética. “Cuán neuroplástico es nuestro propio cerebro depende de nuestra capacidad para cambiar nuestra percepción de nuestro mundo a nuestro alrededor, para cambiar nuestra mente, para cambiarnos a nosotros mismos.

¿Qué es la repetición mental y cómo podemos utilizarla para cambiar?

La repetición mental nos permite cambiar nuestro cerebro, crear un nuevo nivel de mente. Comprende vernos y experimentarnos mentalmente a nosotros mismos manifestando o practicando una habilidad o un hábito o estado de ser de nuestra propia elección. A través de la repetición mental, podemos emplear las facultades avanzadas de nuestro lóbulo frontal para hacer cambios significativos en nuestra vida. “Diversos estudios han demostrado que nuestro cerebro no diferencia entre lo que pensamos internamente y lo que experimentamos en nuestro medio externo. En un experimento, a dos grupos de no pianistas se les pidió aprender ejercicios a una mano en el piano y practicar dos horas al día durante cinco días; con una importante diferencia: un grupo practicaba físicamente los ejercicios, mientras que el otro repetía mentalmente los mismos ejercicios sin utilizar los dedos. Al final de los cinco días, los exámenes cerebrales mostraron que los dos grupos incrementaron el mismo número de circuitos mentales. ¿Cómo es esto posible? “Sabemos que cuando pensamos los mismos pensamientos o ejecutamos las mismas acciones una y otra vez estimulamos repetidamente redes neuronales específicas en áreas particulares de nuestro cerebro.

Como resultado, creamos conexiones más fuertes y fértiles entre estos grupos de células nerviosas. Este concepto en neurociencia es llamado ‘aprendizaje Hebbian’. La idea es simple: células nerviosas que se excitan juntas, se conectan juntas. “Así pues podemos formar nuevos circuitos cerebrales tanto a través de pensamientos intencionados como a través de la manifestación física de acciones. Esto nos hace pensar acerca de lo que repetimos mentalmente y lo que practicamos físicamente a diario. Si seguimos repitiendo mentalmente los mismos patrones mentales de sufrimiento, victimización, necesidad, etc. diariamente, estaremos fortaleciendo nuestras conexiones cerebrales para seguir igual. –Vd. dice en el libro que pensar no es suficiente para cambiar nuestra mente, y que el cambio es un proceso de pensamiento, acción y después ser. ¿Puede explicar cómo funciona esto? –El cambio que queremos hacer tiene que ir más allá del pensamiento e incluso de la acción: tenemos que hacer todo el camino hasta el ser. Si realmente quiero ser un pianista, empezaré por adquirir conocimiento, que implica información. Luego puedo empezar por adquirir experiencia a través de la repetición mental, que nuevamente concierne al pensamiento. También tengo que involucrar al cuerpo en el acto de hacer (demostrando físicamente lo que he aprendido intelectualmente) tocando el piano. Pero esto no va suficientemente lejos. Si quiero conseguir el estado de ser un pianista, el conocimiento que haya desarrollado y mis habilidades tienen que llegar a ser tan fuertes y estructuradas en mi cerebro que pueda dejar de pensar conscientemente en tocar; esto es, mi mente inconsciente debe controlar esta habilidad. “Dominar cualquier habilidad particular también implica poseer una gran cantidad de conocimiento sobre ese tema, recibiendo instrucción experta en esa área, y teniendo gran cantidad de experiencias para proporcionarnos retroalimentación. “Vamos del pensar al hacer al ser cada vez que aprendemos una habilidad tan bien que podemos llevarla a cabo automáticamente. Conducir es un gran ejemplo. La belleza de este proceso es que podemos usarlo para conseguir cualquier estado de ser que elijamos, desde ser más pacientes con nuestros hijos a ser más saludables, a ser felices.

¿Qué es evolución y cómo podemos desarrollar nuestro cerebro?

Evolucionamos como especie y como individuos. De hecho, nuestra propia evolución personal también se anticipa a la especie humana. La mayoría de nosotros aprendimos en el colegio que la evolución es el proceso lento y lineal a través del cual las especies sobreviven a los cambios en su entorno gracias a la adaptación durante generaciones, desarrollando una anatomía y fisiología especializada que las ayuda a perpetuar su especie. Nuestro cerebro humano evolucionó linealmente hasta hace alrededor de 250.000 años, cuando (por razones que continúan siendo un misterio) un repentino, explosivo periodo de crecimiento, nos dio un neocórtex mucho mayor y denso que cualquiera de ninguna otra especie. Este, pues, llamado ‘cerebro nuevo’ es donde se encuentra nuestra consciencia; contiene nuestra capacidad para aprender y para razonar y nuestra libre voluntad para crear. Nuestro neocórtex, especialmente el lóbulo frontal, nos da el potencial para trascender el proceso gradual de evolución y permitirnos evolucionar de forma rápida y no lineal. Ya que podemos aprender del conocimiento y nuestras experiencias (por encima de todo, de nuestros errores), y ya que tenemos diferentes formas especializadas de memoria gracias a las cuales podemos recordar lo que aprendemos, podemos modificar inmediatamente nuestros pensamientos y nuestro comportamiento. A diferencia de otras especies, pues, podemos crear una completa nueva gama de experiencias en sólo una vida. Quizá entonces transmitamos lo que hemos aprendido a nuestra descendencia y a otros miembros de nuestra especie. “En términos del cerebro, evolución quiere decir aprendizaje, creando nuevas conexiones sinápticas, manteniéndolas y aplicando lo que hemos aprendido de manera que tengamos una nueva experiencia, la cual es entonces codificada en el cerebro. Cuando evolucionamos fuera del estado primitivo de supervivencia fijado en nuestro cerebro, generamos nuevos pensamientos (los cuales activan nuevas sustancias), cambiamos nuestra mente (que cambia el mensaje químico que enviamos a nuestro cuerpo) y modificamos nuestro comportamiento (para crear una completa nueva experiencia, y así aportar nuevas sustancias que afectan nuestras células). Entonces estamos en el camino de la evolución. “Todos tenemos ciertos hábitos y propensiones que hemos heredado genéticamente, o bien los tenemos porque hemos sido condicionados por nuestro entorno. La evolución personal nos exige romper el hábito de ser nosotros mismos y ser mejores que nuestro entorno. Rompemos nuestras rutinas y reacciones emocionales y comportamientos habituales aprendiendo nuevo conocimiento y teniendo experiencias nuevas. En las fases tempranas de aprendizaje, nos encontramos con la novedad. Después siguen momentos durante los cuales revisamos e interiorizamos los nuevos estímulos, según empezamos a hacerlos familiares o conocidos. Al final de cada proceso de aprendizaje, la nueva información adquirida es conocida y familiar; si hemos aprendido un comportamiento o una tarea, ahora puede ser una rutina, incluso automática. Nuestra capacidad de procesar lo desconocido en conocido, lo no familiar en familiar, lo nuevo en rutinario, es el camino hacia nuestra evolución personal. Entrevista por Kim Weiss.

EL DR. JOE DISPENZA DE NUEVO EN BARCELONA

El doctor Joe Dispenza impartirá en Barcelona una conferencia y un seminario sobre la biología del cambio, bajo el título ‘Desarrolla tu cerebro: la ciencia de cambiar tu mente’. Conferencia: 16 de noviembre de 18 a 21h Seminario: Día 17 de 10 a 15h Información: secretariaambar@sinapsis.cat Tel. 93 342 93 37

“Si seguimos repitiendo mentalmente los mismos patrones mentales de sufrimiento, victimización, necesidad, etc. diariamente, estaremos fortaleciendo nuestras conexiones cerebrales para seguir igual.”

“Tenemos una capacidad natural llamada neuroplasticidad, la cual quiere decir que si aprendemos conocimiento nuevo y tenemos nuevas experiencias podemos desarrollar nuevas redes o circuitos neuronales y, literalmente, cambiar nuestra mente.”

“La curación puede empezar cuando ponemos atención en nuestros pensamientos habituales y nos damos cuenta de que nuestras actitudes inconscientes han dado lugar a la persona en que nos hemos convertido.”